Archives

Tagged ‘sexo‘

Nuevo “anónimo protagonista” de sexoenlared.com escribe a la autora

1170750_10205752591401102_191643317947273420_n

Hola “mujer misteriosa”

Aunque hace meses que leí tu novela, no me he atrevido a dirigirme a ti hasta ahora, y después de ver que no era yo el único de los “protagonistas” que había caído en tu tela de araña, pues he podido revisar tu blog y leer comentarios de otros que también se dejaron enredar por tus encantos. Cabreado al principio, pues vi que te habías aprovechado de mi ingenuidad. Satisfecho después, al ver que podía considerarme uno de los ¿mejores? amantes virtuales que habías elegido para tu novela. Y, por último, decepcionado, al no poder llegar a conocer en persona a quien tantos mensajes envié (y recibí de vuelta), queriendo tener a esa mujer misteriosa mujer frente a mí, y saber si de las muchas cosas que nos habíamos contado, había algo de verdad.

Reconozco que dudé en varias ocasiones de que esa “relación virtual” llegara a buen puerto, pues esa mujer misteriosa era muy distinta a otras con las que he tenido algún tonteo virtual para pasar a ser real (solo dos, para ser exacto). Pero el gusanillo de conocerte me picaba, hasta que un buen día, esa encantadora y ardiente mujer que me tuvo en un “sin vivir” durante unos meses, desapareció de mi vida dejándome cara de tonto. Después del tiempo transcurrido, me permito felicitarte por la gran idea que tuviste, sacando a tus protagonistas de la realidad, vamos, que nos cogiste con “los calzones quitaos”, entregándonos como niños a una utopía.    12313897_10205583101843969_6574172889689613077_n

¡Una lástima!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

10828005_10203389874054645_6677595144083165806_o

 

MUCHO SEXO Y POCAS NUECES

EL AUTOR TIENE LA OBLIGACIÓN DE CREAR UNA HISTORIA QUE ENVUELVA AL LECTOR.
Como os decía, me he tomado unas cortas “vacaciones” de escribir, mejor dicho, de corregir la próxima novela que publicaré. También os he comentado que es totalmente erótica, y que será la última que escriba sobre este género. Que si por mí fuera, hoy por hoy no se me ocurriría narrar una novela de este tipo, pero llevo ya más de un año escribiéndola y lo que me queda por corregir, así que terminaré publicándola, entre otras cosas porque estoy convencida de que es buena, muy buena. Y sé que me tacharán de vanidosa por la “flor” que me acabo de echar, pero no me importa, porque después de todo lo que estoy leyendo últimamente sobre novela erótica, por eso de comparar con la mía, me congratulo de reafirmarme en lo dicho.
Parece ser que al lector actual éste es el género que le interesa en estos momentos, y editoriales de las llamadas “serias” (que jamás habían publicado novelas de estas características), se vuelcan en buscar autores que escriban sobre ello. Pero Grey, pese a quien pese, fue la primera, y la que se llevó el gato al agua, porque supieron darle la publicidad adecuada, un lanzamiento sin precedentes, Y no seré yo la que diga que no vale nada esta trilogía, que lo digo, pero el que llega primero… Después se han escrito decenas de ellas, algunas mucho mejores que Grey, y otras pura basura. Que si 10 ediciones de unas, 8 de otras, y ninguna de la mayoría.
Si los autores buscan darle “morbillo” al lector, algunos lo consiguen, pero otros dan pena, porque la historia que cuentan es siempre la misma: chico guapo, rico, inteligente, lo más de lo más, se enamora de chica de medio pelo… y hacen “cositas” mejor o peor narradas, pero no descubren nada que no se sepa ya desde que empiezas a leerla.
En las cosas del sexo hay pocas cosas que descubrir, pero si se trata de escribir una novela, el autor tiene la obligación de echar mano de su imaginación y crear una historia distinta, que tenga su intriga, que te vaya atrapando… Vamos, que el morbo, la erótica la sexualidad debe ir envuelta en una trama atractiva, intentando que sea totalmente distinta a lo ya leído en todas las demás.
Foto: Como os decía, me he tomado unas cortas "vacaciones" de escribir, mejor dicho, de corregir la próxima novela que publicaré. También os he comentado que es totalmente erótica, y que será la última que escriba sobre este género. Que si por mí fuera, hoy por hoy no se me ocurriría narrar una novela de este tipo, pero llevo ya más de un año escribiéndola y lo que me queda por corregir, así que terminaré publicándola, entre otras cosas porque estoy convencida de que es buena, muy buena. Y sé que me tacharán de vanidosa por la "flor" que me acabo de echar,  pero no me importa, porque después de todo lo que estoy leyendo últimamente sobre novela erótica, por eso de comparar con la mía, me congratulo de reafirmarme en lo dicho.
Parece ser que al lector actual éste es el género que le interesa en estos momentos, y editoriales de las llamadas "serias" (que jamás habían publicado novelas de estas características), se vuelcan en buscar autores que escriban sobre ello. Pero Grey, pese a quien pese, fue la primera, y la que se llevó el gato al agua, porque supieron darle la publicidad adecuada, un lanzamiento sin precedentes, Y no seré yo la que diga que no vale nada esta trilogía, que lo digo, pero el que llega primero... Después se han escrito decenas de ellas, algunas mucho mejores que Grey, y otras pura basura. Que si 10 ediciones de unas, 8 de otras, y ninguna de la mayoría. 
Si los autores buscan darle "morbillo" al lector, algunos lo consiguen, pero otros dan pena, porque la historia que cuentan es siempre la misma: chico guapo, rico, inteligente, lo más de lo más, se enamora de chica de medio pelo... y hacen "cositas" mejor o peor narradas, pero no descubren nada que no se sepa ya desde que empiezas a leerla.
 En las cosas del sexo hay pocas cosas que descubrir, pero si se trata de escribir una novela, el autor tiene la obligación de  echar mano de su imaginación y crear una historia distinta,  que tenga su intriga, que te vaya atrapando... Vamos, que el morbo, la erótica la sexualidad debe ir envuelta en una trama atractiva, intentando que sea totalmente distinta a lo ya leído en todas las demás.

Pequeño recorrido por la literatura erótica

En los últimos años el género de la literatura erótica ha salido del anonimato para convertirse en todo un éxito de masas. El erotismo y el sexo siempre han estado asociados a la sociedad y la cultura del ser humano desde la antigüedad y la literatura no ha sido una excepción. Aunque a menudo este género se ha visto sometido a la censura y al pudor, en la actualidad ¿podemos afirmar que la sociedad ha superado sus propios tabúes?

Es posible encontrar fragmentos claramente eróticos en obras como El Quijote de Cervantes o el Ulises de James Joyce, pero no por ello se consideran novelas eróticas. Esta manera de introducir algunos pasajes de temática sexual en las novelas es bastante popular, como es el caso de la novela ‘Los atardeceres de Julia’, que no se podría definir como una narrativa erótica, aunque sí que encontramos algunas escenas explícitas.

En la literatura antigua se asociaba al sexo con la unión de lo divino y lo terrenal. Los primeros escritos de este tipo se remontan a la Antigua Grecia, aproximadamente en el año 400 a.C. Por otro lado, la antigua Roma también fue muy prolífica en este género literario, siendo El arte de amar de Ovidio y El Satiricón de Petronio como las obras más relevantes de la época. A lo largo de los siglos, la narrativa erótica y relacionada con el sexo ha pasado por diferentes etapas de censura y liberación, hasta llegar a la actualidad, donde parece que ha empezado a cobrar cierta relevancia.portada-tropico-cancer

Algunos de los autores que han generado polémica con sus textos son D.H. Lawrence y Henry Miller. Ambos pertenecientes al inicio del siglo XX, vieron como sus obras El amante de Chatterley (1928), Trópico de Cáncer (1934) y Trópico de Capricornio (1938) eran prohibidas y estudiadas en múltiples lugares dada su temática relacionada con la prostitución y el sexo entre personas de diferente clase social.

Hoy en día, novelas como ’Diario de una ninfómana’ o ‘50 sombras de Grey’ han contribuido a sacar a flote este tipo de literatura y a enganchar a miles de lectores. Parece ser que la sociedad actual ha dejado el pudor de lado para entender el sexo como un tema más. Al fin y al cabo, es algo intrínseco a la naturaleza y al ser humano, ¿por qué no vamos a poder hablar de ello con total normalidad?